Percepción: Como interpretamos lo que nos rodea


Percepción

Muchos consideran la percepción como la forma que tenemos para captar lo que nos rodea.

Pero hoy vas a aprender que es eso y bastante más.

¿Listo para empezar?

¡Vamos; te mostraré…

1.Una explicación concisa de la percepción

2.Como se modela

3.Y leyes que la modifican

¿Qué es la percepción?


La percepción es el procesamiento por parte del sistema nervioso de la información que recibe del entorno, generando una interpretación consciente.

Esta comienza con la captación de estímulos del entorno, a través de receptores sensoriales, es lo que conocemos como estimulación. Posteriormente estos receptores envían señales eléctricas, que una vez en su destino se transforman en información objetiva.

Justo en ese momento, con la captación de información objetiva procedente de los sentidos, termina lo que se denomina como procesamiento ascendente.

Qué-es-la-percepción
Fases de la percepción

La información se clasifica desde el momento que llega al sistema nervioso, porque el receptor del que procede le otorga unas características predefinidas. Es decir, aunque la información siempre sea una corriente eléctrica, el receptor es diferente (lumínico, presión, etc…)

El procesamiento ascendente implica, por lo tanto, la organización de información basada en su lugar de procedencia.

Una vez tenemos la información organizada, se produce el procesamiento descendente.

Este procesamiento comienza con la interpretación. Se tiene en cuenta la información recibida y se coteja con las experiencias previas, transformando una información objetiva en una información subjetiva. Una vez transformada, esa información se envía a través de una señal eléctrica y por último, experimentamos una sensación.

El procesamiento no termina aquí, sino que una vez que hemos “sentido” entra en juego de forma más activa nuestro pensamiento consciente, aportando nuevos contextos subjetivos a la información y, por lo tanto, nuevas sensaciones potenciales.

Podemos afirmar entonces, que la percepción es un concepto que a su vez abarca otros conceptos, en teoría similares, como estimulación y sensación.

Puedes distinguir muy bien estas definiciones, sabiendo que la percepción es el concepto global físico y psicológico. Estimulación y sensación por su parte, se refieren únicamente al proceso físico de ida y de vuelta respectivamente.

Capacidad de modificación de la percepción


No quiero que entiendas a la percepción como un suceso con un lapso temporal definido. Eso esta bien como punto de partida, pero la realidad es mucho más compleja.

Vamos a introducirnos en otros conceptos, que te cambiarán un poco más la idea estática que tendemos a tener sobre ella.

Partamos de la base de que la percepción no es algo que te ocurre en un momento  y luego viene otra percepción diferente. Lo que ocurre realmente, es que se va construyendo sobre una información subjetiva pasada de forma constante. A esta información subjetiva que se acumula y cambia con el tiempo, es a lo que denominamos memoria.

Capacidad-modificación-de-percepción
Mecanismo de la memoria y el recuerdo para modificar la percepción

La mayoría de estímulos que se transforman en información subjetiva, no llegan a formar parte de la memoria. Para que lleguen a formar parte, es necesario un evento muy intenso o una sucesión continua de exposiciones a un estímulo. Esta sucesión es lo más frecuente.

Pero, ¿estos eventos son la única manera de modificar la percepción?

Para nada, no son el único componente que determina la memoria a largo plazo. También tenemos la capacidad de pensar en esa información repetidas veces, es lo que conocemos como recordar. Esta capacidad mental, tiene tanto o más peso en la sensación final

La capacidad para moldear la memoria a partir del recuerdo es bastante alta, aunque varia mucho entre individuos y situaciones. Esto es debido a que, en el momento que recordamos, recurrimos a la información almacenada en la memoria previamente y frecuentemente, posee vacíos de información que tienen que ser suplantados.

En resumen, la variación en la percepción depende no solo de la situación momentánea, sino también de la información almacenada en tu memoria.

Así que si alguna vez te preguntas, ¿porque no me siento igual que antes haciendo esto? La respuesta es que no depende solo de lo que haces, sino de lo que piensas sobre ello.

Leyes de la organización perceptual 


Como ya te he enseñado, la información proveniente de la percepción pasa de un estado objetivo a un estado subjetivo. La razón por la que lo hace, es porque necesita organizar la información en patrones para poder manejarla más facilmente. Vamos a ver algunos ejemplos de las variaciones que nuestro cerebro puede hacer:

Leyes-organización-perceptual
Diferentes tipos de leyes que afectan a nuestra percepción
  • Relación figura-fondo: Al observar un determinado campo visual, nuestro cerebro rápidamente lo divide en dos partes reconocibles. Por una parte, la figura, que en teoría es la parte más cercana al observador. Por otra parte, el fondo, que es la más lejana. De la observación directa no se pueden deducir distancias de forma efectiva.
  • Principio de proximidad: Agrupar varios elementos, porque de esa manera somos capaces de apreciar uno de mayor tamaño. Un gran ejemplo, son las imágenes que se hacen en los prolegómenos de un partido de fútbol. Desde cerca solo ves unos cuadros de colores pero a 100 metros ves una imagen perfectamente caracterizada.
  • Ley del cierre: En nuestra mente tenemos programados infinidad de objetos y formas. Si nos enseñan un objeto conocido al que le falten algunas partes, nuestro cerebro será capaz de identificar el objeto, aun siendo conscientes de las carencias.
  • Ley de la membresia: Un objeto, adquiere en nuestra mente diferentes significados en función del resto de elementos que le acompañen. Por ejemplo, una silla en una habitación nos parecería normal, mientras que en medio de un campo nos resultaría chocante (nos consumiría más recursos mentales).
  • Ley de la continuidad: Tenemos la tendencia a percibir como un único objeto a objetos separados pero que sigan un patrón continuo. Un ejemplo muy sencillo y cercano, es el de los escalones de una escalera.
  • Ley de semejanza: Cuando tenemos diferentes objetos iguales y mezclados con objetos de otro tipo, tendemos a ver a los objetos iguales como un todo separado de la mezcla. Esta ley se antepone al principio de proximidad.

Nuestro sistema cognitivo lo que intenta en estos casos, es disminuir la cantidad de información que almacena, para poder mejorar la eficacia de la percepción.

Ahora, me gustaría escucharte…

¿Conoces más información sobre las fases de la percepción?

¿Piensas que en la modificación de la percepción hay más factores que puedan ser importantes?

Lee más entradas relacionadas con esta categoría

Si te ha resultado interesante te agradecería mucho que lo compartieras. ¡Mil gracias!
Categorías Cognitivo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.