Memoria: Reteniendo información subjetiva


Memoria

¿Nunca te has preguntado porque hay cosas que retienes en tu memoria, mientras que otras se te escapan?

Porque si es así, este artículo es para ti.

Son muchas las características que la hacen un proceso único.

¡Va siendo hora de que sepas…

1.En que consiste la memoria

2.Como se organiza

3.Y cuales son sus estadios más importantes

¿Qué es la memoria?


La memoria es un conjunto de procesos mentales que nos permiten almacenar información y extraerla con posterioridad.

Nuestro sistema nervioso es una maquinaria perfectamente diseñada para, entre otras cosas, captar información de lo que nos rodea.

Pero todo este sistema no serviría para nada si no hubiera una forma de almacenar y usar esa información. El proceso de la memoria se encarga de esa labor.

Consta de tres pasos: captación (procedente de las señales neurales), transformación (codificación de la información para su almacenamiento) y disponibilidad (uso en el presente).

Qué-es-la-memoria
Explicación conceptos de memoria y comparación con aprendizaje

Ahora bien, alejándonos de esta definición tan abstracta, ¿cómo se refleja esta explicación en el mundo físico?

Cuando hablamos de memoria desde un punto de vista fisiológico, nos estamos refiriendo a un conjunto de conexiones neuronales. Estas se forman, a partir de señales químico-eléctricas que inducen un cambio bioquímico en las neuronas.

Si además somos aún más específicos, la información almacenada no depende solo de la cantidad de conexiones, sino también de la disposición de esas conexiones.

Estos dos factores como bien sabrás, son también fundamentales para la efectividad del aprendizaje.

De hecho, la memoria y el aprendizaje están tan relacionadas, que seguramente te cueste distinguirlas. Para hacerlo adecuadamente, basta con tener en cuenta si son demostrables o no.

Quiero decir, cuando aprendemos algo, ¿cómo sabemos que lo hemos aprendido? Haciendo y demostrándolo. Y siempre funciona así, no se puede probar que has aprendido algo si no puedes demostrarlo.

Mientras que la memoria es distinta. Puede ser tanto demostrable, como no demostrable. Puedes memorizar una información y no demostrarlo. Esa es la diferencia fundamental.

A continuación, te voy a explicar un poco más en profundidad de que forma se crea y estructura la memoria, basado en lo poco que se conoce hoy en día.

La organización de la memoria


Durante la formación de la memoria, esta se organiza de una forma determinada gracias a una serie de procesos. Te voy a enseñar los tres tipos más importantes:

  • Codificación: La información procedente de los sentidos es incompatible con la almacenada en el cerebro. Por lo que hay algún punto, en que la primera es traducida a la segunda siguiendo una serie de pautas.
  • Almacenamiento: Una vez cambiada la información, se ha tenido que decidir también en que puntos del espacio asentarse. Además, existen sistemas que revisan esta información y deciden si sigue siendo útil o no.
  • Expresión: Este es el paso de la información desde una región física interna hasta una región externa del entorno. Para ello se usa la consciencia, que es la que chequea la información para realizar este paso.

Lo que te acabo de mostrar, es el proceso de entrada y salida de la información en nuestro sistema nervioso. Como consecuencia de este manera de manejar la información, la memoria adquiere una cierta forma o patrón.

La-organización-de-la-memoria
Organización de la memoria y procesos implicados

Ciertas características de este patrón han sido analizadas, y la conclusión más clara que se extrae es que se organiza en grupos, usando categorías que podamos diferenciar de forma clara.

Estas categorías, se basan en significados que cada persona asocia subjetivamente.

El patrón que siguen estas categorías es común en todas las personas, exceptuando personas enfermas.

Además, este patrón se superpone sobre otro patrón, conocido como modelo de red semántica. En este modelo se sigue mencionando a los grupos, pero además se añade el factor de localización.

Esto es, que un determinado grupo se sitúa en una localización del cerebro determinada. Cuanto más aumentemos la complejidad de los pensamientos, más zonas se activarán, siguiendo a su vez distintos tipos de combinaciones.

Una de las mejores formas de memorizar, es seguir precisamente los patrones que la memoria usa.

Un buen ejemplo del patrón en grupo es esta web. Todas las páginas con información relevante sobre un tema(post) están organizadas en clusters dentro de un grupo determinado(categoría), para que te sean más fáciles de recordar.

De esta forma, a través de un proceso de memorización que resulta natural, se produce un rápido entendimiento del conjunto y como consecuencia, se genera un mayor interés del que se habría logrado sin este tipo de organización.

Etapas de la memoria


Hasta ahora, te he hablado de como recibimos una determinada información y posteriormente se almacena. Esta es una simplificación de la realidad.

Realmente, no toda la información que llega posteriormente se almacena. Mucha se desecha en períodos cortos de tiempo.

Etapas-de-la-memoria
Estadios de la memoria y conservación de información

Existen múltiples modelos que explican estos estadios. Nosotros vamos a ver una clasificación de tres fases:

  • Memoria sensorial: Es la primera etapa de la memoria y también la más corta. En concreto, la información se retiene como máximo unos pocos segundos. Una vez transcurridos, la información se desecha o pasa al siguiente nivel de la memoria.
  • Memoria a corto plazo: Es la información en la que estamos pensando en el momento presente, es decir, la información de la que somos conscientes. En este caso, se retiene por un tiempo aproximado de unos 25 segundos de media. Al igual que con la sensorial, hay una parte que se desecha y otra que pasa a un nuevo nivel.
  • Memoria a largo plazo: Esta es la etapa en donde la información se almacena en el subconsciente. En cualquier momento, podemos extraer información para llevarla a la fase de corto plazo. La información almacenada tiene distintos grados de disponibilidad, desde la que se recuerda rápidamente, hasta la que es casi imposible de recordar.

Es importante que recuerdes que la información que se desecha siempre es diferente. Incluso para una misma situación.

Si pudieras repetirla exactamente de la misma forma, al momento de elegir que información quedarse y que descartar, siempre habrá una variación.

Esto se debe a que la forma en que elegimos y descartamos depende de factores variables; como el nivel de atención o la información previa de la que disponemos.

Ahora, es tu turno…

¿Consideras al recuerdo una parte de la memoria o algo posterior?

¿Conoces en más profundidad como funcionan las redes semánticas?

Lee más entradas relacionadas con esta categoría

Si te ha resultado interesante te agradecería mucho que lo compartieras. ¡Mil gracias!
Categorías Cognitivo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.